English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

www.masajes-xiaoying-madrid.com

sábado, 8 de enero de 2011

Artritis y Qi Gong (Chi Kung)


La artritis es la inflamación de las articulaciones. El término deriva del griego arthron (unión) e itis (Inflamación). Sus síntomas son: dolor, hinchazón, enrojecimiento, calor, rigidez y deformación de una o más articulaciones.

Estudios recientes han investigado los efectos del Qi gong y Tai Chi en los pacientes con artritis. Uno de estos estudios, publicado en 2009 en la "Clínica de Rehabilitación", estudiaron a 44 pacientes mayores con osteoartritis de rodilla. El grupo que recibió ocho semanas de Qi gong y la terapia de ejercicios de Tai Chi se registraron mejoras significativas en su calidad de vida y el funcionamiento físico, (cierto grado de alivio de los síntomas, la reducción en el dolor y el estado de ánimo negativo,  disminución de la y la reducción  de dificultad de movimiento).

Los médicos chinos creen que la artritis tiene una serie de diferentes causas: lesiones en las articulaciones, el envejecimiento, la debilidad en los órganos internos, la herencia, y la debilidad conjunta de la falta de ejercicio. También creen que las deficiencias de la energía (qi, o bioelectricidad, en términos científicos) puede causar artritis. La depresión, por ejemplo, puede conducir a la deficiencia de qi y la artritis.

La Medicina tradicional china (MTC) considera que la artritis es el resultado de un cuerpo  invadido por Qi viento-frío-húmedo en un momento o lugar vulnerables, pudiendo causar la obstrucción del Qi en ciertas articulaciones, donde el Qi del viento-frío-humedad reside.
Según la visión china de la enfermedad, el desequilibrio del Qi es el precursor de muchas enfermedades. El desequilibrio del Qi se produce mucho antes de la manifestación física de la enfermedad. En consecuencia, para curar una enfermedad, se debe abordar la causa de la enfermedad y volver a equilibrar el qi del cuerpo.

Beneficios del Qi Gong

El Qi gong se puede hacer mientras nos movemos o caminamos, acostados, sentados o de pie, por lo que es un ejercicio ideal para los pacientes con artritis. Qi gong se centra en gran medida en la consecución y mantenimiento de la postura correcta, una postura incorrecta bloquea el flujo de energía y puede predisponer a sufrir lesiones.
El aumento de la ingesta de oxígeno a través de la respiración consciente beneficia los procesos celulares y puede reducir el estrés. Hay literalmente miles de ejercicios de Qi Gong para elegir, con la participación de una variedad de músculos y articulaciones.

Algunas razones por la cuales el Qigong es de gran ayuda con la artritis:
1. Regulan el Qi (la bioelectricidad) de nuestro organismo.
2. Regula el cuerpo al aportarle equilibrio, concentración y relajación. Cuando el Qi está relajado puede circular libremente y conducirse hacía donde queramos, como es el interior de la articulación.
3. Controla la respiración que será prolongada, profunda y tranquila. La respiración es un principio en la práctica de este tipo de ejercicios, al exhalar conducimos el Qi a la superficie del cuerpo y cuando inspiramos lo llevamos al interior del cuerpo. La respiración y la mente trabajan juntos para dirigir el Qi.
4. Regula la mente al apartarla de distracciones y dirigirla para detectar lo que sucede en nuestro cuerpo.
5. Estimula la producción de hormonas, por lo que mantiene el sistema inmunológico funcionando de manera efectiva.
6. Acostumbra al paciente a experimentar su propio Qi y a reconocer cuando este comienza a alterarse. Es una forma de prevención activa.
Principios Generales de los ejercicios de Qigong para la artritis

El mejor momento para practicar es por la mañana temprano, aunque el dolor y la rigidez de la artritis generalmente son más graves en este momento. En la mañana, el Qi se halla más estancado. Si usted puede, efectúe los ejercicios de masaje suave, calentamiento y ejercicios de Qigong específico entonces. Realizados éstos usted debería sentir el alivio del estancamiento energético y disminuir las molestias para el resto del día. Tras el suave y ligero masaje hasta que las articulaciones están calientes y la circulación de Qi ha aumentado, poco a poco y suavemente, empezar los ejercicios de Qigong.
Será necesario, a su vez,  realizar  los ejercicios justo antes de irse a la cama para suavizar cualquier estancamiento de Qi. Esto acelerará la reparación y la curación de las articulaciones, facilitar y mejorar su sueño y aliviar el dolor y la rigidez a la mañana siguiente. Si usted puede, añadir otra sesión de entrenamientos en la tarde. Normalmente, el Qi es el más fuerte de la tarde. Usted puede aprovechar ésta circunstancia y hacer ejercicios de Qigong dirigiendo el Qi a las articulaciones.
    1. No participe en los ejercicios de Qigong pesados cuando las articulaciones están inflamadas. Dé masajes suaves a  la articulación y Qigong luz.
    2. Cuando usted tenga menos dolor y rigidez, es el momento de aprovechar y practicar un poco más de lo habitual.
    3. No se exceda. Si usted todavía tiene importantes dolores dos horas después de hacer ejercicio, entonces probablemente se excedió en la práctica.
    4. Realice las prácticas durante un periodo de tiempor cómodo para usted y en el cual se irán incrementando gradualmente las repeticiones.
    5. Enfoque su mente en el área que está haciendo ejercicio. Imagine la respiración dentro y fuera de la articulación.
    6. Utilice vestido cálido y confortable. Evite la exposición de sus articulaciones al frío o el viento. Después del ejercicio, cubra las articulaciones para mantener el calor.

Tras un período de práctica de aproximadamente tres meses la mejoría se ha de manifestar de forma clara y evidente.
La perseverancia y constancia en el mantenimiento de la rutina de ejercicios será básica e imprescindible para obtener resultados.

Sistemas de Qigong que se han revelado eficaces para la artritis:

Ba Duang Jing. Las ocho piezas del brocado.  Su práctica mejora nuestros órganos internos y el correcto flujo de Qi.
Yi Quan Qi Gong. El poder de la intención. Es un estilo de Qigong interno. La teoría del Yi Quan se basa en el hecho de que los movimientos del cuerpo constituyen la contradicción entre la tensión y relajación, que tiene una influencia sobre el estado psíquico y físico.
Zhan Zhuang Gong. Es un Qigong estático y el tipo de trabajo que se realiza se denomina Meditación de pie. El trabajo es interno y desarrolla la energía. Se combina el trabajo, mental y muscular con la respiración tranquila y la relajación.
Meditación Taoísta. Orbita Microcósmica. Relaja la mente y nutre el espíritu. Aumentará nuestra energía interior, facilitará la libre circulación del Qi y apaciguará nuestra mente pensante.


“Cuando la sangre y la energía fluyen con fuerza por el cuerpo, 
la enfermedad no puede echar raíces”
Hua To  (médico chino).