English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

www.masajes-xiaoying-madrid.com

lunes, 11 de noviembre de 2013

La Polinesia de los Masajes

Espí­ritu Polinesio y el balanceo de las almas


aloha spirit
Desde el respeto y armonía con la Madre Tierra, los habitantes polinesios, inspirados por la observación de la  Naturaleza y tradiciones ancestrales que se pierden en la memoria de los tiempos, desarrollaron unas poderosas y maravillosas artes de sanación que contenían, por supuesto, los masajes.

El masaje era muy bien conocido en las lejanas islas del Océano Pacífico muchos siglos antes de la aparición de los colonizadores occidentales.
Estas antíguas artes de sanación eran utilizadas tanto para remediar síntomas externos, mejorar la función de los órganos internos y la sanación emocional y espiritual.

Lomi Lomi es el masaje tradicional de Hawái. Era, y aún hoy en día lo es, una práctica común entre los habitantes indígenas y que formaban parte de los rituales de sanación e iniciación de los antiguos Kahuna (guardianes del secreto).

kahuna masaje lomi lomiLos Kahuna eran sacerdotes que practicaban el arte de sanar con mucha reverencia, amor y espiritualidad. Ellos creían que el malestar físico y la enfermedad eran el fruto y consecuencia de emociones reprimidas, trastornos mentales o falta de armonía espiritual.

Es correcto decir que lomi lomi incluye un masaje, pero no se limita a éste acto. Los Hawaianos nativos refieren que la verdadera definición de lomi lomi es "volver a conectar con el espíritu."

Bajo el nombre de Kahi Loa o Masaje con los 7 elementos (conocido como Manos mágicas) hallamos una técnica cuyo elemento principal es el "toque de amor". Kahi Loa es poco conocido. Kahi es el término hawaiano para referirse a los toques leves y suaves presiones palmares ejercidas durante el masaje. Mediante éste término se hace referencia, a su vez, al "fuego", al "flujo de energía" a través del cuerpo y la "unidad" en sentido de "integración".
Es una antigua y potente modalidad de trabajo con la energía vibratoria preservada durante muchos siglos por los indígenas Hawaianos, principalmente de las islas de Kauai y Linai.

Lomi Papahele y Kua Lua (Kua Lomi) Son la versión Lomi Lomi realizada a nivel de suelo y utilizando el pie, manos, rodillas, antebrazos, se ejercita un dinámico y vibrante masaje ayudados por una pértiga o palo (lomi stick) para mantener el equilibrio y poseer precisión en el trabajo. Se suele ejecutar sobre el cliente con la ropa puesta. Unas técnicas dirigidas al trabajo sobre el tejido transverso profundo y que incorpora estiramientos de las cadenas musculares.

Estas modalidades hacen uso de "técnicas de pie descalzo" para hacer frente a la rigidez muscular y liberar tensiones, estimular la circulación y promover una mayor movilidad y flexibilidad.

Katamasi y también llamado Lomi‘ili’ili (piedras planas en movimiento) es el masaje polinesio realizado con piedras calientes basálticas de origen volcánico. Katamasi implica el tratamiento de la enfermedad con la aplicación terapéutica del calor procedente de las piedras volcánicas.

En Samoa, también se le conoce como lolomi y milimili. En el este de Futuna, también se le llama mili mili, fakasolosolo, amoamo, lusilusi, kinikini, fai’ua. En Tonga el masaje es nombrado como fotofota, tolotolo y amoamo.

maori village
Si existe algún rasgo diferencial en Nueva Zelanda, éste es la cultura Maorí (descubridores y primeros pobladores de Aotearoa, que significa "tierra de la gran nube blanca", actual N.Z.).
 
Los maoríes en Nueva Zelanda nombran al masaje como romi-romi (que litetalmente significa pretissage) y mirimiri (es el masaje más fuerte y profundo de las prácticas curativas maoríes.
 
Esta técnica de trabajo corporal combina el masaje de tejido profundo, los puntos de presión y la alineación del cuerpo para ayudar a liberar la energía bloqueada en sus aspectos físico, emocional, mental y espiritual).

Este masaje (mirimiri) junto con la medicina herbal (rongoa) y las técnicas de sanación espiritual (wairua) conforman los pilares de la concepción holística Maorí del cuidado de la salud.

Ma-uri - El nombre procede del sistema polinesio de curación utilizado en Nueva Zelanda por expertos en artes Maoríes de sanación mediante masaje, diversos rituales de curación y un estilo de vida en íntima armonía con la naturaleza. 
mujeres maories


El embarazo y el cuidado prenatal (haputanga) es un momento muy especial para todos. Haputanga es un enfoque tradicional maorí que utiliza una combinación de suave masaje en el vientre, la alineación del cuerpo y los puntos de presión. A su vez, existe en los Maoríes la costumbre de masajear a sus bebés.

Tambien en las islas Fiji es conocida la costumbre de masajear a los bebés con aceite de coco por parte de sus madres con objeto de relajarles, nutrir su piel, transmitirles mensajes de buena fortuna, amor materno y ayudarles a conciliar buenos sueños.

En las islas Bora Bora se puede acceder a recibir un ritual de Masaje  (rayo de sol), practicado por los jóvenes Mā’ohi. Se caracteriza por sus pases lentos y profundos que inducen a la total relajación y contacto íntimo con el Ser, facilitando el despertar de la conciencia y complementados con el tratamiento mediante el uso de aceite de Monoï (que es esencialmente aceite natural de coco donde se dejan macerar flores de tiaré típicas de la zona), la Vainilla y los saquitos calientes rellenos con arena procedente de las playas de las islas (tuipones)

taurumi maohi
En Tahití encontramos Taurumi Maohi (o el antiguo arte del masaje y el toque polinesio) que ayuda a llegar al encuentro y acuerdo con uno mismo y dar la sensación de hallarse totalmente "cuidado y protegido de falsas creencia y supersticiones". 
Las manos de oro (rima piru) de los terapéutas-masajistas ayudan a "borrar la oscuridad" (Maruata) y revelar lo que estaba dormido en el interior de la persona que recibe el masaje.  La palabra "rumi" evoca la idea de amasamiento, (masaje y modelización), un proceso que moldea el cuerpo y el alma, el contacto y la interacción con la piel, que llega hasta lo más profundo del ser.

El arte de éste masaje presupone la capacidad de escuchar y prestar atención al paciente.
No se puede realizar sin estar en un estado de sincero entusiasmo y presencia ( ‘ana’anatae ) que garantiza la concentración total.

Las manos siguen las líneas de energía a lo largo del cuerpo y desatan los nudos de tensión que bloquean el libre flujo de la Mana. El Mana es esta energía que circula por todo el cuerpo conectando a la persona y a los elementos circundantes.

En Nanumea, que es la isla situada más al noroeste de Tuvalu (antiguamente Islas Ellice), el masaje es conocido como Popo, la aplicación de presión es Kukumi, y la aplicación de calor es Tutu.

El masaje tambien se ha documentado en Tikopia (donde existe un especial masaje para la mujer embarazada y que es realizado por algún miembro cercano del mismo género). Así mismo en las Islas Salomon, en Rarotonga y Pukapuka en Samoa Occidental se conserva la tradición de contacto y sanación a través de las técnicas de masaje.

Las ancestrales costumbres de los antepasados polinesios están siendo diluídas y fagocitadas por nuestro mundo tecnológico, sin embargo, la intención original de Aloha ("Amor", "Respeto",  "la respiración de la vida") permanece. Una sesión de auténtico masaje polinesio en cualquiera de sus versiones o técnicas es un respiro del mundo exterior, una experiencia sagrada experimentada sobre la camilla de masaje que se transforma en un altar donde la divinidad toca con amor compasivo a nuestra humanidad material.

"Aloha para aprender lo que no se dijo, para ver lo que no puede ser visto y para conocer lo incognoscible"  - Queen Lili'uokalani


Cuando el Masaje es Arte Sanador: Masajes Orientales Xiao Ying en Madrid
Aloha